La impresión térmica se ha convertido, en cuestión de unos años, en un elemento capital para cualquier espacio del comercio minorista. Las necesidades de cada negocio obligarán a decantarse por un tipo de ribbon u otro.

Hoy por hoy, y debido a su velocidad de impresión y rentabilidad, los negocios que trabajan con etiquetas térmicas para marcar sus productos e introducir los códigos de barras son mayoría: tiendas de ropa, supermercados, almacenes, etc. Es por ello que el cuidado y uso de los ribbons está ganando, cada vez, una mayor importancia.

Los ribbons son los rollos de cinta de transferencia que cuentan con la tinta para la impresión térmica. Con ellos se plasmará el código de barras o la información que queramos introducir en la etiqueta. Dependiendo del uso que se le vaya a dar y de las características del negocio, será mejor optar por un tipo u otro de ribbon. En el artículo 4 curiosidades sobre ribbons que desconocías te desvelamos algunos aspectos poco conocidos.

¿Qué tipo de ribbon existen?

En principio, se pueden diferenciar tres tipos de ribbon: de cera, de resina, o mixto. Cada uno se adapta mejor a un tipo u otro de entorno.

  • El ribbon de cera, es el más simple y económico, así como el que ofrece mayores velocidades de impresión. Se utiliza, sobre todo, para materiales de papel recubierto y no recubierto en entornos con poca o ninguna exposición a productos químicos o a la abrasión.
  • El ribbon de resina, aunque cuenta con una velocidad de impresión más baja, ofrece una durabilidad y resistencia mucho mayores. Está diseñado para ser utilizado junto a materiales sintéticos en entornos de gran abrasión o exposición química.
  • Por último, el ribbon mixto es un paso intermedio, ya que está compuesto tanto por cera como por resina. Se utiliza en contextos con una exposición química o abrasión moderada.

Además, a la hora de generar las etiquetas térmicas, también habrá que tener en cuenta cómo se usa el ribbon, así como el tipo de superficie sobre el que actuará. Ahí, la gama de materiales a escoger es todavía mayor: papel sintético, couché, o normal, materiales sintéticos o textiles, etc. La elección de uno u otro dependerá, como en el caso del tipo de ribbon, de las características del negocio.

[IMAGEN] Últimas unidades

Oferta especial:
Últimas unidades

Lector código de barras Custom SCANRANGER Inalámbrico con diseño ergonómico, USB y radio de operatividad de hasta 90 metros vía Bluetooth 4.0.

¡Si, lo quiero!

¿En qué partes se divide un ribbon?

El ribbon de una impresora térmica se divide en cuatro partes fundamentales: la capa de material imprimible, la cabecera, el mandril y el fin.

  • La capa de material imprimible es la superficie donde se llevará a cabo la impresión térmica. Como hemos visto en el punto anterior, puede ser de cera, de resina, o mixta.
  • La cabecera es un film —habitualmente, de polietileno— que protege la capa principal del ribbon frente a cualquier desperfecto. También sirve para instalar el producto en la impresora térmica sin problemas.
  • El mandril es el cilindro de cartón sobre el que se enrolla la capa de material imprimible.
  • Por último, el fin es la pieza que le indica a la impresora que se ha llegado al fin del ribbon.

¿Cómo se fabrica un ribbon?

El proceso de fabricación del ribbon comienza con la creación de una película transparente de poliéster. Sobre esta se aplican, por un lado, varias capas de tinta y, por otro, la capa protectora o cabecera.

El siguiente paso es el corte, según ciertas medidas e indicaciones, que garantizará el buen funcionamiento del ribbon en la impresora térmica. El corte se deberá adaptar a las especificaciones de las diferentes impresoras.

Por último, la empresa productora de ribbons procede al embalaje, identificación y envío del producto hasta que nos lo envía a las empresas comercializadoras.

¿Cómo se coloca un ribbon en una impresora Zebra®?

Colocar o cambiar un ribbon en una impresora Zebra® es relativamente sencillo. Además, algunos productores cuentan con cortos tutoriales en vídeo que explican todo el proceso.

Independientemente del tipo o tamaño del ribbon, el método no varía: primero habrá que abrir la impresora y colocar en el lugar correspondiente el mandril vacío, donde se irá enrollando el ribbon ya utilizado. Luego, se colocará el ribbon a estrenar en el enganche correspondiente y, sin retirar la cabecera protectora, se enrollará la parte adhesiva sobre el mandril vacío.

¿Qué problemas puede dar los ribbons en una impresora de etiquetas?

Como con cualquier otro tipo de aplicación digital, los problemas que puede dar una impresora de etiquetas y sus ribbons son muy variados. En Idematika hemos creado un formulario con las preguntas y respuestas más habituales en el caso de que se den problemas con el ribbon de una impresora de etiquetas.

Para cualquier otra duda o problema, puedes contactar con nosotros a través de nuestros diversos canales: por correo electrónico, llamada telefónica, o a través del formulario de nuestra web.

¡Habla con un experto!

Puedes adquirir on-line CONSUMIBLES, pero ante cualquier duda, contacta con nosotros. En IDEMATIKA somos especialistas en impresión de etiquetas y código de barras. Estaremos encantados de ayudarte a encontrar el producto o solución más adecuada a tus necesidades.

Haz tu consulta gratis

¿Quieres que nos pongamos en contacto contigo?

Tus necesidades son únicas. Nuestras soluciones también. Llama al (+34) 944-056-499. Estamos en c/ ALAMEDA SAN MAMES, 37 7º DPTO 3. 48010, BILBAO. Las grandes ideas comienzan con pequeños pasos.